lunes, 18 de junio de 2018


“LOS ANIMALES DE MACRI”

El jueves pasado, en medio del caos económico que generó su gobierno y del aumento descontrolado del dólar, Mauricio Macri, el presidente de la Argentina que tiene buena parte de su cuantiosa fortuna personal y familiar bien resguardada en el exterior, descansaba y disfrutaba en los Esteros del Iberá, en la provincia de Corrientes, observando el lento andar de los cocodrilos.

Al parecer, la relación de Macri con una diversidad de animales es peculiar. Tiempo atrás, tal vez estimulado por Durán Barba, el bien remunerado asesor ecuatoriano (que no es estúpido, pero sí maligno) hizo fotografiar a su perro “Balcarce” sentado en el sillón presidencial en la Casa de Gobierno. Toda una muestra de frivolidad trágica, disfrazada de presunta viveza de “niño bien”.

En otro episodio, de sesgo estrafalario, su gobierno reemplazó a los personajes históricos recordados en los billetes de la moneda nacional por las imágenes de una serie de animales.

Lucas Llach, el excéntrico vicepresidente del Banco Central que acaba de ser desplazado, es un aficionado a la caza de guanacos (cuya imagen aparece ahora en los billetes de 20 pesos). Su entretenimiento es correr descalzo a los guanacos hasta que mueren del cansancio, por lo cual fue declarado “persona no grata” en la provincia de Chubut.
  
Otro supuesto gracioso del equipo de Macri, que el presidente altaneramente dice que “es el mejor de los últimos cincuenta años”, el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, apareció disfrazado de planta, intentando disimular su extrema inoperancia.

La semana pasada Macri retomó sus reiterados viajes de descanso, para solazarse con los cocodrilos, mientras la mayoría del pueblo sufre las graves consecuencias de su proyecto político, consolidando la deshumanización inherente al gobierno que preside: el bestial gobierno de los ricos. ¡Con perdón de los animales!

viernes, 1 de junio de 2018


Comparto el REPORTAJE que me hicieron en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones (Argentina).

Norberto Alayón, profesor consulto de la Universidad de Buenos Aires (UBA), fue preso político durante la última dictadura militar. En diálogo con Info Exactas, detalló la crueldad de las detenciones y torturas, de las cuales logró escapar exiliándose fuera del país. Recordó a Alfredo González, ex docente y ex decano de la Facultad de Ingeniería Química (antecedente de la FCEQyN). Un científico brillante secuestrado en 1976 y en 1978, que estuvo detenido en la Casita de los Mártires (acceso oeste de Posadas) donde fue torturado y asesinado. Alayón destacó el papel central de las universidades nacionales para el mejoramiento del conjunto de la sociedad.

lunes, 28 de mayo de 2018


“Voces, inflexiones y reflexiones sobre la Reconceptualización del Trabajo Social”.
ENTREVISTA: Norberto Alayón (Argentina), Marcos Chinchilla (Costa Rica), Rosa María Cifuentes (Colombia), Rito Maldonado (México), Lorena Molina (Costa Rica).
XXI Seminario Latinoamericano de Escuelas de Trabajo Social – Mazatlán, México – Octubre 2015.
https://youtu.be/fa6_4GAf4BE 
SE AGRADECE COMPARTIR.

domingo, 22 de abril de 2018


LOS CIPAYOS Y EL ABANDONO DE LA UNASUR
(Se agradece compartir)

Sobre el adjetivo “cipayo” no faltan quienes -a manera de crítica despectiva- afirman que se trata de un vocablo y una categoría vetusta y hasta agresiva. Todo lo contrario: no es un concepto viejo, ni calumniante. Contiene una caracterización rigurosa y tiene -lamentablemente-  absoluta actualidad y contundente significado.

El término cipayo tiene su origen en aquellos soldados locales que la pérfida Inglaterra empleaba en sus colonias para que combatieran en contra de sus propios pueblos, contribuyendo a la dominación de los mismos. Desde ahí, el concepto se fue extendiendo hacia el campo de la política.

El Papa Francisco lo recordó el 21 de enero de 2017 en un reportaje que le hizo el diario “El País” de España. Ahí dijo el Papa: “El cipayo es aquel que vende la patria a la potencia extranjera que le pueda dar más beneficios. Y en nuestra historia argentina, por ejemplo, siempre hay algún político cipayo. Así que Latinoamérica tiene que rearmarse con formaciones de políticos que realmente den a Latinoamérica la fuerza de los pueblos”.

Macri, Temer, Piñera, Santos, Cartes y Vizcarra, que al retirarse de la UNASUR (Unión Sudamericana de Naciones) sirven fielmente al imperialismo norteamericano, como presuntos cristianos debieran reflexionar sobre esta certera explicación del Papa Francisco que los incluye y define indubitablemente.